Ventajas y desventajas del gresite

Lo primero es saber qué es el gresite; es ese azulejo pequeño que suele verse cubriendo las paredes o suelos de piscinas. También es muy habitual verlo en baños o cualquier otra zona húmeda de la casa o lugar público.
El gresite está compuesto de material de vidrio cocido a altas temperaturas al que se le da forma de pequeños azulejos cuadrados de entre 3 y 4 cm. Es un material muy valorado para revestir paredes y techos.
Ventajas del gresite:
Las ventajas del gresite están relacionadas con su resistencia, durabilidad y versatilidad en cuanto a diseño. Es el material que mejor soporta las condiciones climáticas más extremas y adversas, por ellos se utiliza mucho en piscinas o exteriores. El gresite no está compuesto de arcilla y esto hace que sea más resistente que la típica baldosa convencional.
Y también es un material muy fácil de limpiar.
Desventajas del gresite:
La principal desventaja es el precio, tanto por el material como por la mano de obra. Aunque otra opción es que la instalemos nosotros mismos.
Su colocación no es muy difícil, de hecho es muy parecida a la colocación de cualquier otro tipo de baldosa, a no ser que se quieran hacer diseños más profesionales.

0 0
Feed