¿Tienes buhardilla?

Si la respuesta es sí y no sabes muy bien cómo sacar el máximo provecho a este espacio de la casa, a continuación te daremos algunos consejos de los que poder sacar fantásticas ideas.


El que tiene una buhardilla, tiene una joya en casa. La puedes reformar y decorar de forma sencilla haciendo que sea un lugar muy especial que además añada valor a tu vivienda: un dormitorio en el que ver el cielo, una habitación de juegos para los niños, una zona chill out para relajarte, un despacho para poder relajarte tranquilo… las opciones son infinitas.


Lo que sí debes tener en cuenta a la hora de reformar tu buhardilla, es aprovechar para realizar las instalaciones básicas que a la larga puedas necesitar, como por ejemplo enchufes y acometida de agua, por si pasado un tiempo quieres poner un pequeño aseo.


Si tu idea inicial es hacer una habitación, para que ésta resulte aprovechable, debería tener en la zona central una altura mínima de unos dos metros, para que en algún punto de la buhardilla puedas estar de pie sin problemas. Partiendo de esto, puedes imaginar qué elementos podrías poner en las zonas más bajas de la habitación: un sofá, una mesa baja o una estantería que siguiera la línea del propio tejado.

0 0
Feed

Dejar un comentario