Las licencias de obras: lo que debes saber

Si tienes pensado realizar una reforma en tu casa, local comercial o en tu comunidad de vecinos, sabes que necesitas tener la correspondiente licencia de obras. Siempre hay algún despistado que se atreve a realizar las obras en su casa sin su licencia, bien por desconocimiento o por ser demasiado valiente. Por todo esto, vamos a ver en qué consisten este tipo de licencias y qué puede pasar si nos pillan haciendo una reforma sin ella.


La licencia de obras es el permiso que te concede el ayuntamiento para que puedas llevar a cabo las reformas y mejoras que quieres hacer en tu casa. Dependiendo de cómo sea la obra que quieras realizar, así será el tipo de licencia, con un permiso de obra mayor o menor.
Esto es necesario hacerlo porque los ayuntamientos quieren saber si la obra que vas a realizar está dentro de los planes de urbanismo. El precio y los requisitos solicitados variarán dependiendo de tu localidad.


Si realizas una obra sin licencia, corres el riesgo de que la reforma acabe afectando a terceros (daños a otra propiedad, cae un cascote a la calle, etc.) y que tengas que correr con los gastos derivados de las consecuencias. Por otro lado, si algún vecino te denuncia o se entera el ayuntamiento, podrán sancionarte y tendrás que pagar una multa.

0 0
Feed