Grifería en negro para baños

Las modas van y vienen… algunas se quedan durante mucho tiempo y otras se van muy rápido. Poner la grifería en negro llegó hace unos años y por lo que parece, se quedará bastante tiempo.


Aunque generalmente se ha huido del color negro en la decoración porque transmite frialdad, es cierto que en pequeñas proporciones puede hacer que una estancia sea más elegante y se adapte a cualquier decoración. En cuanto a las tonalidades que acompañan a este color negro, suelen escogerse colores claros en paredes y encimeras para que la atención se centre en los accesorios negros. Por esta razón, los grifos dejan de ser un elemento más del baño que pasan desapercibidos, para ser un protagonista relevante en esta parte de la casa.


Lo que sí hay que tener en cuenta es que este tipo de grifería no es muy aconsejable en aquellos lugares en los que el agua tiene demasiada cal. En función de la zona geográfica en la que te encuentres, la calidad del agua será muy diferente, por lo que el mantenimiento de la grifería será más complicado.


Si al final decides poner los grifos en negro, también puede ser una buena opción elegir un radiador toallero también en este color. Tu baño se convertirá en un espacio muy original.

0 0
Feed