El suelo de la cocina

La llegada del verano a lo mejor te anima a hacer una reforma integral de la cocina o a renovar alguno de sus elementos. Uno de ellos, y muy importante, es el suelo de la cocina, superficie que soporta mucho impacto y que debe ofrecer las mejores prestaciones.


La cocina es una zona de la casa que se utiliza diariamente, por esta razón el suelo debe ser resistente y sobre todo que sea fácil de limpiar.
Si nos centramos en la parte estética, debemos tener en cuenta si la cocina es abierta o cerrada y de la decoración general que sigue la cocina. A continuación te daremos algunas ideas:
Suelos hidráulicos o de gres: este tipo de pavimento es una gran opción. Es un tipo de suelo resistente y liso, lo que facilita su limpieza. Lo podemos encontrar en mucha variedad de acabados y colores, por lo que será fácil combinarlos con el resto de mobiliario.
Suelo de parquet laminado: aunque puede sonar un poco raro, el material con el que está fabricado ofrece las mismas garantías de resistencia que el resto de suelos. Suele escogerse en cocinas abiertas para no romper la imagen general de la vivienda.


Si a tu cocina de hace falta un cambio, ¿a qué estás esperando?

0 0
Feed