El gotelé y su eliminación

Como es normal, las tendencias y evolución marcan las distintas formas en las que lucen nuestras paredes y techos. Hasta hace unos años el gotelé era el acabado referencia y el principal método para pintar paredes.
Quitar el gotelé para dar otro aire a nuestros hogares puede resultar más o menos sencillo dependiendo de la técnica y materiales que utilicemos.

Las dos técnicas más comunes son el raspado y la cobertura. El primero consiste en rozar el gotelé hasta eliminarlo por completo para que, una vez eliminado totalmente, alisar la pared y darle la pintura correspondiente en una superficie totalmente plana.

La otra alternativa es cubrir el gotelé, técnica que se utiliza especialmente en techos debido a que existen opciones como instalar un falso techo que cubra por completo la superficie del gotelé.

Sea mediante la técnica que sea, este tipo de reforma es habitual en la actualidad debido a que los tiempos han cambiado y el gotelé se considera pasada de moda en comparación a otra nuevas técnicas capaces de generar paredes perfectas y lisas.

0 0
Feed