Decoración viviendo en alquiler

Es cada vez habitual desarrollar nuestra vida o parte de ella en una vivienda de alquiler, y no por ello se debe renunciar a la decoración del mismo. Al contrario, existen muchas opciones para convertir un piso de alquiler en nuestro hogar.

Una de las primeras opciones es pintar de blanco, con las paredes de blanco el piso parecerá más luminoso y bonito, uno de los puntos básicos a poner en marcha nada más entrar.
Otro aspecto es apostar por un cambio en los textiles colocando fundas a los sofás que consistan en tonos blancos o gris claro, así como en la cama acompañado de cojines. Todo esto contribuirá a dar mucha luz y buen aspecto a la casa.

Finalmente disponer de unos muebles a nuestro gusto es también un punto clave, bien sea adquiriendo o dando una nueva vida a ese mueble que alguien ya no quiere.

0 0
Feed

Dejar un comentario